DIRECTORIO

ORTOMOLECULAR NEWS

ORTOMOLECULAR NEWS LETTER
VOLUMEN I / I EPOCA

Director: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
Noticias y Artículos de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para Profesionales de la Salud

INSCRIBETE A NUESTRO BOLETIN

lunes, 3 de abril de 2017

Obesidad y sobrepeso. Datos de la OMS

Obesidad y sobrepeso
Nota descriptiva N°311
Junio de 2016

Tomado de:  http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/

Datos y cifras

  • Desde 1980, la obesidad se ha más que doblado en todo el mundo.
  • En 2014, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones eran obesos.
  • En 2014, el 39% de las personas adultas de 18 o más años tenían sobrepeso, y el 13% eran obesas.
  • La mayoría de la población mundial vive en países donde el sobrepeso y la obesidad se cobran más vidas de personas que la insuficiencia ponderal.
  • • En 2014, 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos.
  • La obesidad puede prevenirse.

¿Qué son el sobrepeso y la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.
El índice de masa corporal (IMC) es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad en los adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).

Adultos

En el caso de los adultos, la OMS define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación:
  • sobrepeso: IMC igual o superior a 25.
  • obesidad: IMC igual o superior a 30.
El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, hay que considerarla como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas.
En el caso de los niños, es necesario tener en cuenta la edad al definir el sobrepeso y la obesidad.

Niños menores de 5 años

En el caso de los niños menores de 5 años:
  • el sobrepeso es el peso para la estatura con más de dos desviaciones típicas por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS; y
  • la obesidad es el peso para la estatura con más de tres desviaciones típicas por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS.

Niños de 5 a 19 años

En el caso de los niños de 5 a 19 años, el sobrepeso y la obesidad se definen de la siguiente manera:
  • el sobrepeso es el IMC para la edad con más de una desviación típica por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS, y
  • la obesidad es mayor que dos desviaciones típicas por encima de la mediana establecida en los patrones de crecimiento infantil de la OMS.

Datos sobre el sobrepeso y la obesidad

A continuación se presentan algunas estimaciones recientes de la OMS a nivel mundial.
  • En 2014, más de 1900 millones de adultos de 18 o más años tenían sobrepeso, de los cuales, más de 600 millones eran obesos.
  • En general, en 2014 alrededor del 13% de la población adulta mundial (un 11% de los hombres y un 15% de las mujeres) eran obesos.
  • En 2014, el 39% de los adultos de 18 o más años (un 38% de los hombres y un 40% de las mujeres) tenían sobrepeso.
  • Entre 1980 y 2014, la prevalencia mundial de la obesidad se ha más que doblado.
En 2014, según las estimaciones unos 41 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso o eran obesos. Si bien el sobrepeso y la obesidad se consideraban antes un problema propio de los países de ingresos altos, actualmente ambos trastornos aumentan en los países de ingresos bajos y medianos, en particular en los entornos urbanos. En África, el número de niños con sobrepeso u obesidad prácticamente se ha duplicado: de 5,4 millones en 1990 a 10,6 millones en 2014. En ese mismo año, cerca de la mitad de los niños menores de cinco años con sobrepeso u obesidad vivían en Asia.
A nivel mundial, el sobrepeso y la obesidad están vinculados con un mayor número de muertes que la insuficiencia ponderal. En general, hay más personas obesas que con peso inferior al normal. Ello ocurre en todas las regiones, excepto en partes de África subsahariana y Asia.

¿Qué causa el sobrepeso y la obesidad?

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. A nivel mundial ha ocurrido lo siguiente:
  • un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y
  • un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.
A menudo los cambios en los hábitos alimentarios y de actividad física son consecuencia de cambios ambientales y sociales asociados al desarrollo y de la falta de políticas de apoyo en sectores como la salud; la agricultura; el transporte; la planificación urbana; el medio ambiente; el procesamiento, distribución y comercialización de alimentos, y la educación.

¿Cuáles son las consecuencias comunes del sobrepeso y la obesidad para la salud?

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las siguientes:
  • las enfermedades cardiovasculares (principalmente las cardiopatías y los accidentes cerebrovasculares), que fueron la principal causa de muertes en 2012;
  • la diabetes;
  • los trastornos del aparato locomotor (en especial la osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy discapacitante), y
  • algunos cánceres (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).
El riesgo de contraer estas enfermedades no transmisibles crece con el aumento del IMC.
La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Sin embargo, además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

Afrontar una doble carga de morbilidad

Actualmente, muchos países de ingresos bajos y medianos están afrontando una «doble carga» de morbilidad.
  • Mientras estos países continúan encarando los problemas de las enfermedades infecciosas y la desnutrición, también experimentan un rápido aumento en los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles, como la obesidad y el sobrepeso, sobre todo en los entornos urbanos.
  • No es raro encontrar la desnutrición y la obesidad coexistiendo en el mismo país, la misma comunidad y el mismo hogar.
En los países de ingresos bajos y medianos, es más probable que la nutrición prenatal, del lactante y del niño pequeño sea inadecuada. Al mismo tiempo, los niños están expuestos a alimentos de alto contenido calórico ricos en grasa, azúcar y sal y pobres en micronutrientes, que suelen costar menos, pero también tienen nutrientes de calidad inferior. Estos hábitos alimentarios, junto con un nivel inferior de actividad física, dan lugar a un aumento drástico de la obesidad infantil, al tiempo que los problemas de la desnutrición continúan sin resolverse.

¿Cómo pueden reducirse el sobrepeso y la obesidad?

El sobrepeso y la obesidad, así como las enfermedades no transmisibles vinculadas, pueden prevenirse en su mayoría. Son fundamentales unos entornos y comunidades favorables que permitan influir en las elecciones de las personas, de modo que la opción más sencilla (la más accesible, disponible y asequible) sea la más saludable en materia de alimentos y actividad física periódica, y en consecuencia prevenir el sobrepeso y la obesidad.
En el plano individual, las personas pueden optar por:
  • limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares;
  • aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; y
  • realizar una actividad física periódica (60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).
La responsabilidad individual solo puede tener pleno efecto si las personas tienen acceso a un modo de vida sano. Por consiguiente, en el plano social, es importante ayudar a las personas a seguir las recomendaciones mencionadas, mediante la ejecución sostenida de políticas demográficas y basadas en pruebas científicas que permitan que la actividad física periódica y las opciones alimentarias más saludables estén disponibles y sean asequibles y fácilmente accesibles para todos, en particular para las personas más pobres. Un ejemplo de una política de ese tipo es un impuesto sobre las bebidas azucaradas.
La industria alimentaria puede desempeñar un papel importante en la promoción de dietas sanas del siguiente modo:
  • reduciendo el contenido de grasa, azúcar y sal de los alimentos procesados;
  • asegurando que las opciones saludables y nutritivas estén disponibles y sean asequibles para todos los consumidores;
  • limitando la comercialización de alimentos ricos en azúcar, sal y grasas, sobre todo los alimentos destinados a los niños y los adolescentes; y
  • asegurando la disponibilidad de opciones alimentarias saludables y apoyando la práctica de actividades físicas periódicas en el lugar de trabajo.

Respuesta de la OMS

En la "Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud", adoptada por la Asamblea Mundial de la Salud en 2004, se describen las medidas necesarias para respaldar las dietas sanas y la actividad física periódica. En la Estrategia se exhorta a todas las partes interesadas a que adopten medidas a nivel mundial, regional y local para mejorar las dietas y los hábitos de actividad física en la población.
En la Declaración política de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles, de septiembre de 2011, se reconoce la importancia crucial de reducir la dieta malsana y la inactividad física. En dicha Declaración se asume el compromiso de promover la aplicación de la "Estrategia Mundial OMS sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud", entre otros medios, según proceda, introduciendo políticas y medidas encaminadas a promover dietas sanas y a aumentar la actividad física de toda la población.
Asimismo, la OMS ha creado el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013 2020, que tiene por objeto cumplir los compromisos de la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre las Enfermedades No Transmisibles, que recibió el respaldo de los Jefes de Estado y de Gobierno en septiembre de 2011. El Plan de acción mundial contribuirá a realizar avances en nueve metas mundiales relativas a las enfermedades no transmisibles que deben alcanzarse no más tarde de 2025, incluidas una reducción relativa del 25% en la mortalidad prematura a causa de dichas enfermedades para 2025 y una detención del aumento de la obesidad mundial para coincidir con las tasas de 2010.
En 2016, la Asamblea Mundial de la Salud acogió con satisfacción el informe de la Comisión para acabar con la obesidad infantil y sus seis recomendaciones a fin de dar respuesta al entorno obesogénico y los periodos cruciales en el ciclo de vida de manera que se combatiera la obesidad infantil. La Asamblea pidió a la Directora General que elaborara un plan de ejecución para orientar la adopción de nuevas medidas.
Artículos y Noticias de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para profesionales de la salud

miércoles, 15 de marzo de 2017

Consumidores del mundo exigimos convenio global contra comida chatarra

domingo, 1 de junio de 2014

La mala alimentación pasa a ser la mayor amenaza para la salud mundial

Ya hay más personas con sobrepeso en el mundo que afectados por el hambre. La obesidad es la mayor amenaza para la salud mundial en estos momento y desde prácticamente todas las instituciones implicadas se hace una llamamiento para la intervención.

El último en hacerlo ha sido Olivier De Schutter, relator especial de Naciones Unidas para la Alimentación, en los días previos al encuentro 'Hacia una Convención Mundial para Proteger y Promover las Dietas Saludables' de la organización Consumers International que se celebra el próximo 21 de mayo.

A juicio de los expertos se está tardando en adoptar medidas más restrictivas para la industria alimentaria y la comercialización de productos poco saludables, por lo que debe ser el próximo objetivo de las políticas comunes y la legislación en todo el mundo.

Debe ser una estrategia global que, como ya hemos advertido en más de una ocasión, va a tener un impacto sobre la industria alimentaria y, por consecuencia, en el vending que en algunos países ya ha comenzado a virar hacia una oferta más saludable.

"Han pasado dos años desde que mi informe sobre la nutrición y el derecho a la alimentación, y diez años desde que la Organización Mundial de la Salud lanzó su Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud. Sin embargo, la obesidad sigue avanzando y con ella enfermedades como la diabetes, problemas cardíacos y otras complicaciones para la salud. La señales de advertencia no están siendo escuchadas", ha criticado Schutter.

En ese informe se establecían cinco exigencias básicas que son las que ahora se reiteran y que pasan por gravar los productos no saludables -medida que sí se ha puesto en funcionamiento en algunos países que han optado por imponer nuevas tasas a las bebidas azucaradas, por ejemplo-; la regulación al detalle de los alimentos ricos en grasas saturadas, sal y azúcar; la limitación de la publicidad de todo aquello que se relacione con la comida basura; renovar los subsidios para abaratar los costes de producción de los alimentos más sanos, y el apoyo a la producción local para mejorar el acceso a productos frescos y nutritivos.

Por aquí van a pasar las políticas futuras, ya sea a corto, medio o largo plazo porque al final los costes de salud y económicos que acarrea la obesidad y la mala alimentación no son sostenibles y van a estar por encima de los beneficios que aporta la industria en su conjunto.

Lo hablábamos hace poco con Miguel Ángel Royo, jefe del Área de Estudios de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III, que alertaba de los riesgos que ya corre la población infantil en nuestro país, donde un 10% padece obesidad.

Como decíamos, el vending tiene responsabilidad como canal de venta y debe asumirla cuanto antes. Así será más fácil adaptarse a las políticas restrictivas que están por llegar.

Artículos y Noticias de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para profesionales de la salud

Según la ONU, comer mal es peor para la salud que el tabaco

Según la ONU, comer mal es peor para la salud que el tabaco
  • "Debe ser aprobado un convenio marco sobre las dietas adecuadas", ha asegurado el relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación.
  • La ONU considera que la comunidad internacional sigue prestando "una insuficiente atención al empeoramiento de la epidemia de la obesidad".
El relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, Olivier de Schutter, aseguró este lunes que “las dietas poco saludables son ahora una mayor amenaza para la salud mundial que el tabaco”, por lo que reclamó una regulación mundial en este sentido.

“Así como el mundo se unió para regular los riesgos del tabaco, debe ser aprobado ahora un convenio marco sobre las dietas adecuadas”, señaló De Schutter en un comunicado, en vísperas de que Consumers International, una federación internacional de consumidores que trabaja en 120 países, lance este martes su propuesta de convención global de lucha contra la obesidad en el marco de la Asamblea Mundial de la Salud, en Ginebra (Suiza).

De Schutter indicó que, pese a las señales cada vez más preocupantes y que las acciones prioritarias están bien identificadas, la comunidad internacional sigue prestando "una insuficiente atención al empeoramiento de la epidemia de la obesidad y las dietas poco saludables".

"Han pasado dos años desde mi informe sobre la nutrición y el derecho a la alimentación, y 10 años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzara su Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud. Sin embargo, la obesidad sigue avanzando, y la diabetes, las enfermedades cardíacas y otras complicaciones de salud. Las señales de advertencia no están siendo escuchadas”, explicó.

En su informe remitido en 2012 al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, De Schutter identificó cinco acciones prioritarias para afrontar los problemas de la obesidad y las dietas poco saludables, como gravar productos no saludables; regular los alimentos ricos en grasas saturadas, sal y azúcar; tomar medidas fuertes contra la publicidad de ‘comida basura’; revisar los equivocados subsidios agrícolas que hacen ciertos ingredientes más baratos que los demás, y apoyar la producción local para que los consumidores tengan acceso a alimentos sanos, frescos y nutritivos.

De Schutter aseguró que “los intentos de promover una alimentación sana sólo funcionarán si se arreglan los sistemas alimentarios que los sustentan", agregó, al tiempo que señaló que “los gobiernos se han centrado en el aumento de la disponibilidad de calorías, pero a menudo han sido indiferentes a qué tipo de calorías, a qué precio, cuáles se ponen a disposición y la forma en que se comercializan”.

Por otro lado, este experto de la ONU valoró la leche materna en la nutrición infantil y aplaudió los recientes intentos de limitar la publicidad de la leche de fórmula en Hong Kong, Filipinas y otros países.

Artículos y Noticias de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para profesionales de la salud

Crecen tasas de obesidad en niños y adultos a nivel mundial: estudio

Crecen tasas de obesidad en niños y adultos a nivel mundial: estudio
Tomado del diario La Jornada: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/05/31/crecen-tasas-de-obesidad-en-ninos-y-adultos-a-nivel-mundial-estudio-8434.html
Por Xinhua
Sábado, 31 may 2014


Foto Marco Peláez / Archivo

Londres. Ningún país ha tenido una disminución importante en la prevalencia de la obesidad en las últimas tres décadas, y en 2013 el número de gente con sobrepeso y obesidad ascendía a 2 mil 100 millones, muestran cifras recientes publicadas en la revista médica británica "The Lancet".

Un equipo de investigadores internacionales llevó a cabo una investigación integral de los datos disponibles de estudios y reportes para rastrear a la gente con sobrepeso (con un índice de masa corporal (IMC) de 25kg/m2 o mayor) y obesidad (IMC de 30kg/m2 o mayor) en 188 países de 1980 a 2013.

La profesora Emmanuela Gakidou de la Universidad de Washington, quien dirigió la investigación, advirtió que el estudio presenta un panorama preocupante de los incrementos sustanciales en las tasas de obesidad a nivel mundial. En todo el mundo, ha habido un incremento sorprendente en las tasas de obesidad y sobrepeso, tanto en adultos (un incremento de 28 por ciento) como en niños (47 por ciento más) en los últimos 33 años.

La cantidad de gente con sobrepeso y obesidad aumentó de 857 millones en 1980 a 2.100 millones en 2013. No obstante, las tasas varían ampliamente en todo el mundo. Más de la mitad de los 671 millones de individuos obesos viven en sólo 10 países --Estados Unidos (más de 13 por ciento), China y la India (15 por ciento combinados), Rusia, Brasil, México, Egipto, Alemania, Pakistán e Indonesia. Actualmente, el 62 por ciento de la gente obesa en el mundo vive en países en desarrollo. La prevalencia del sobrepeso y obesidad infantil ha aumentado notablemente en los países desarrollados.

De 17 por ciento en 1980 pasó a 24 por ciento en 2013 en niños, y de 16 a 23 por ciento en niñas. De forma similar, en las tres últimas décadas en los países en desarrollo, las tasas han aumentado de casi 8 por ciento a 13 por ciento tanto en niños como en niñas.

En los países con ingresos elevados, algunos de los mayores incrementos en la prevalencia de la obesidad en adultos ha ocurrido en Estados Unidos, donde cerca de una tercera parte de la población adulta es obesa, y en Australia, donde el 28 por ciento de los hombres y el 30 por ciento de las mujeres son obesos.

Una cuarta parte de la población adulta en Reino Unido es obesa. El mayor incremento en sobrepeso y obesidad ocurrió globalmente entre 1992 y 2002, principalmente entre la gente de entre 20 y 40 años de edad. Gakidou advirtió que se necesita con urgencia una acción concertada para revertir esta tendencia, advirtió.

Artículos y Noticias de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para profesionales de la salud

Cada 10 segundos muere una persona con diabetes

Cada 10 segundos muere una persona con diabetes
Tomado de: http://www.oem.com.mx/elheraldodechihuahua/notas/n3410554.htm
Heraldo de chihuahua
31/5/2014‎
Chihuahua, Chihuahua

Cada 10 segundos una persona muere por culpa de la diabetes y cada 10 minutos dos personas desarrollan este padecimiento, indicó el médico especialista en endocrinología, Juan Manuel Granillo Saláis, al impartir la ponencia
  • Cuatro de cada 5 enfermos viven en países pobres
  • Serán insuficientes los recursos para atenderlos
  • Primera causa de amputación a nivel nacional 
El Heraldo de Chihuahua
31 de mayo de 2014
Por: Venessa Rivas Medina
Dr. Juan Manuel Granillo Saláis.
 
Chihuahua, Chihuahua.- Cada 10 segundos una persona muere por culpa de la diabetes y cada 10 minutos dos personas desarrollan este padecimiento, indicó el médico especialista en endocrinología, Juan Manuel Granillo Saláis, al impartir la ponencia "Diabetes, obesidad y pobreza" en el marco de las XVI Jornadas de Aniversario del Hospital Cima.

"La diabetes se ha extendido a nivel mundial"; explicó que en China, de 100 millones de personas que la habitan, 97 millones padecen diabetes.

Cuatro de cada 5 personas con diabetes viven en los países de ingresos medios y bajos, lo que está siendo más alarmante. El especialista explicó que en tiempos antiguos se decía que la diabetes era una enfermedad de alcurnia e incluso se consideraba a alguien que tenía diabetes como alguien privilegiado, en cambio hoy en día el problema es que la diabetes ataca en países de escasos recursos.

En los países donde la incidencia es alta, los recursos no alcanzan para atender una insuficiencia renal o una cardiopatía, incluso los pacientes que mueren a consecuencia de la diabetes son menores de 60 años; "muchos de ellos, son económicamente activas pero van a morir, es alarmante en cuanto a la pobreza pero lo es aún más porque se van a tener una serie de complicaciones importantes". Juan Manuel Granillo Saláis indicó que los factores que han determinado el incremento de la prevalencia de las enfermedades crónicas son la etnicidad, el incremento de la expectativa de vida, la exposición crónica a un balance energético positivo y otros contaminantes como el estrés y la falta de acceso a los servicios de salud.

La gran mayoría de las enfermedades crónicas en términos de costo son muy altas, indicó que Pensiones Civiles del Estado está gastando por paciente hipertenso, diabético y con obesidad aproximadamente 3 mil pesos mensuales. La prevalencia de diabetes mellitus tipo 2 en una población mayor de 20 años ya no es el 10.6 por ciento como en la encuesta de salud realizada en el 2006, sino que aumentó a 14.41 por ciento a nivel nacional para el 2012, la encuesta más reciente. En cuanto a las complicaciones, dijo que este tipo de enfermedades metabólicas acarrean una serie de problemas que condicionarán la incapacidad que de no morirse el paciente, los costos serán mayores.

"No va a haber los suficientes recursos para atender a esta masa de personas con estas enfermedades y sus complicaciones, la diabetes es la primera causa de amputación a nivel nacional". De la misma manera explicó que el 25 por ciento de los mexicanos que se saben con diabetes están en control metabólico adecuado, pero la idea es que el doctor de primer nivel los atienda. El tratamiento convencional de enfermedades crónico degenerativas está fuera del contexto real; los estudios que se han hecho, por ejemplo, en Reino Unido, se descubrió que el tratamiento convencional no reduce la hemoglobina glicosilada.

Artículos y Noticias de Dietética y Nutriología Ortomolecular y Antienvejecimiento para profesionales de la salud

VISITANTE NUMERO:

CONTADOR:
View My Stats

Tienda de complementos nutritivos